¿Quién es Joyce?


Joyce Meyer es una de las principales maestras Bíblicas del mundo. Reconocida por el periódico New York Times como una de las autoras de éxito, sus libros han ayudado a millones de personas encontrar esperanza y restauración a través de Jesucristo. A través de los Ministerios Joyce Meyer, ella enseña acerca de numerosos temas, con un enfoque particular en la mente, boca, estados de ánimo y actitudes. Su sincero estilo de comunicación le permite compartir de manera abierta y práctica sobre sus experiencias para que así otros puedan aplicar en sus vidas lo que ella ya ha aprendido.


Joyce tiene un programa de televisión y radio, Disfrutando de la Vida Diaria®, el cual se trasmite a un público potencial de 4.5 billones de personas. Es autora de 100 libros, que han sido traducidos a más de 100 idiomas. Más de 12 millones de sus libros han sido distribuidos de forma gratuita en todo el mundo, y cada año millones de ejemplares son vendidos.


Joyce lleva a cabo cada año cerca de una docena de conferencias nacionales e internacionales, enseñando a la gente a disfrutar de su vida diaria. Durante 30 años la conferencia anual de mujeres, ha atraído a más de 200,000 mujeres de todo el mundo a St. Louis por los temas y enseñanzas específicas hechas por ella y predicadores invitados.

A través de sus enseñanzas, Dios ha provisto oportunidades para satisfacer las necesidades de los que sufren, y llevar el Evangelio de una manera práctica. La pasión de Joyce por ayudar todos los días a la gente que esta lastimada es fundamental para la visión de Hand of Hope (Mano de Esperanza) y es parte importante de las misiones de los Ministerios Joyce Meyer. Estos programas en todo el mundo incluyen alimentación, atención médica, hogares para huérfanos, y programas que combaten el tráfico humano. En su ciudad natal St. Louis, Joyce y Dave su esposo en el año 2000, fundaron el Dream Center St. Louis (SLDC). El SLDC atiende en el centro de la ciudad a través de programas dirigidos a alcanzar a los perdidos y lastimados con el amor de Cristo.

Con los años, Dios ha provisto a Joyce con muchas oportunidades de compartir su testimonio y el mensaje transformador del Evangelio. Haber sufrido abuso sexual durante su infancia y así como también las luchas de la vida cotidiana, Joyce descubrió la libertad de vivir victoriosamente aplicando la Palabra de Dios para su vida y a su vez, desea ayudar a otros a hacer lo mismo.

Joyce es y sigue siendo un increíble testimonio de la obra dinámica y redentora de Jesucristo.